Sistemas para la protección pasiva contra el fuego de elementos constructivos.

La protección pasiva contra el fuego ( PPF ) es el conjunto de elementos, medios y características que ha de aplicar un edificio, para evitar que ante un indendio, éste colapse. Además impedir que el fuego y humo se propaguen, para evitar poner en peligro bienes, estructuras y vidas.

Con la intención de retrasar la afectación de los materiales protegidos ante el ataque del fuego, se aplican revestimientos, barnices, pinturas ignífugas, intumescentes y ablativas.

  • La principal característica de los materiales ignífuos, es no dejarse inflamar o retrasar mucho el tiempo de inflamación, por lo que protegen de forma pasiva los materiales sobre los que se aplica.
  • Los materiales intumescentes y/o ablativos, en cambio, protegen formando un aislamiento carbonoso multicelular para evitar el calentamiento de de la superfície subyacente.
  • También, los elementos portantes, deben ser protegidos mediante sistemas que se hallen acreditados mediante ensayos oficiales de RESISTENCIA al fuego.
  • Los elementos constructivos no portantes, en cambio, se protegen mediante pinturas y sistemas acreditados por su baja inflamabilidad. En este caso, los ensayos oficiales deben ser de REACCIÓN al fuego.

Todos los productos dentro de esta categoría, deben ser especialmente de muy baja inflamabilidad, clasificados Euroclase de reacción al fuego.